adiccion portada

Aprender a superar la adicción a las redes sociales

No poder llevar un uso regulado del tiempo que tomamos para estar conectados a las redes sociales puede traernos numerosas consecuencias negativas entre las que destacan, perjudicar nuestras relaciones personales, problemas de concentración, provocar estrés y ansiedad.

Es cierto que las redes sociales han cambiado la forma en la que llevamos nuestras vidas. También es extraño ver en la actualidad a alguna persona que no cuente con un perfil de las redes sociales más populares como Facebook, Twitter e Instagram, en especial entre personas jóvenes. El uso de las redes sociales no solo es para comunicarnos de una forma rápida y efectiva. Hace tiempo personas pasan el día conectados.

Para muchas personas es difícil llevar una vida lejos de las redes sociales, es complicado para ellos dejar de compartir su vida a través de ellas. Con el tiempo este tipo de comportamiento termina resultando perjudiciales para las personas. Abusar de estas herramientas o hacer un mal uso de ellas genera numerosos problemas, algunos de ellos, pérdida de la atención y descuidamos las tareas más importantes.

Para algunos casos extremos, se crea una dependencia a Internet, y en concreto, a las redes sociales, en los peores casos este comportamiento puede ir a los extremos causando en las personas ansiedad o tristeza.

Cómo perjudica abusar de ellas

Mantenerse constantemente conectados a las redes sociales, termina provocando inquietud, falta de concentración y alteraciones de ánimo. Para algunas personas es casi imposible desconectarse de estas redes sociales, se le hace muy horrorosa la idea de pasar un dia sin poder acceder a sus cuentas para actualizar sus perfiles o para estar al día con lo que han compartido sus amistades.

Llegar a estos extremos, es muy probable que terminemos teniendo problemas que a la larga terminan afectando nuestra rutina diaria. Una persona que no es capaz de centrarse en otras cosas y renunciar a esta adicción, se verá afectada en su capacidad para disfrutar del resto de las cosas que ofrece la vida. Sumado a esto se deteriora nuestra capacidad de estar con otras personas y la forma en la que nos relacionamos.

la consecuencia de sufrir adicción a las redes sociales, termina alejando a las personas de la felicidad y terminan sufriendo diferentes estados de ánimo, estados de ansiedad, estrés y que al final de todos estos problemas se encuentra la depresión.

La adicción a las redes sociales existe

adiccion 2

En la actualidad, se puede decir que son millones de personas que se la pasan conectados a las redes sociales desde sus computadoras, teléfonos inteligentes y tablets. Es común verlos en los medios de transporte mientras llegan a su destino utilizar sus dispositivos para mantenerse conectados. Pero no solo es en estos lugares, sino en cualquier sala de espera, en medio de clases y peor aun, cuando están compartiendo con algunos amigos. Escenas que todos hemos vivido, algún amigo que no puede separar los ojos de su dispositivo ni siquiera un minuto.

Este es un claro síntoma de que la adicción a las redes sociales está presente en todas partes. La adicción a las redes sociales se trata de un exceso de tiempo e intensidad, que puede alterar el disfrute y nuestra vida cotidiana.

Las adicciones surgen generalmente porque nuestra red de neuronas emiten sustancias químicas, y nos hacemos adictos a las emociones que generan. Lo que suele suceder en las redes sociales es que nos enganchamos porque entre ellas solo vemos cosas positivas o porque nos producen buenas sensaciones y gratificación casi al instante.

El grupo de personas que son más comunes a caer en este tipo de adicción, son los jóvenes y adolescentes, ya que no han aprendido a regular este tipo de emociones y puede que crezcan con este tipo de dependencia. Al presentarse síntomas de falta de atención, la incapacidad de alejarse del teléfono o la alta dispersión, son señales de que algo está sucediendo con nosotros.

Aprender a gestionar las redes sociales es un beneficio

adiccion

Para algunas personas es sencillo darle un buen uso a las redes sociales, pero para otras es necesario a aprender un poco de cómo moderar el uso de ellas, cosa que de seguro mejorará su vida mucho más de lo que piensan. No se puede negar que estas herramientas tienen muchos aspectos positivos, como mantenerse en contados con nuestros amigos que se encuentran en lugares lejanos.

Llevar un buen uso de las redes sociales nos aporta beneficios, que se asocian directamente con una mejora de la atención y concentración que terminan generando un mejor rendimiento en nuestra rutina. Además de esto, el estrés que vivimos durante nuestro día a día se verá reducido en un gran porcentaje si aprendemos a moderar el tiempo y la dedicación a las redes sociales.

A continuación compartimos algunos consejos para mejorar la relación con las redes sociales:

  • Seleccionar un horario para atender las redes sociales y el correo.
  • Evitar el tiempo de ocio, eso nos llevará directo a ellas.
  • Adoptar una capacidad de olvidarnos por un momento al día del teléfono y no consultarlo continuamente.

Se han hecho diferentes experimentos para estudiar cómo les afecta el uso excesivo a las personas sobre las redes sociales. En uno de esos experimentos, desconectan durante dos semanas a un grupo de jóvenes de todo tipo de conexión a Internet y a las redes sociales. A partir de allí analizaron sus reacciones.

Y tu, también eres un adicto a las redes sociales?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *